Práctica del Agua Sagrada

El Poder del Yo


Sostiene con la mano izquierda un vaso de agua, dobl;a tu anular y tu dedo medio hacia el centro de tu palma.
Sostiene el vaso delante de ti
Eleva hacia el cielo , a modo de espada, tus dedos indice y medio de la mano derecha.
Recibe la energia .
Siente que tocas el estanque celestial del Agua Sagrada.
El agua celestial llena tu brazo derecho.
Dirige los dedos de la mano decha hacia el vaso
Dices Poder Yin,disuelves toda desarmonia.
Dibujas una cruz sobre el vaso
Dirige nuevamente los dedos hacia el vaso
Sonrie mientras describes un circulo con los dedos alrededor del borde interno del vaso
Proyecta tus intenciones sobre el agua
El agua se carga de energia Yin
Dirige los dedoa al vaso y con Intencion y Atencio libera las moleculas, hablales.
Esta Agua es Sagrada, es Salud, abundancia y longevidad.
Proyecta Amor, Alegria, Agradecimiento, Respeto, Compasion.
Sostiene el vaso frente a tu corazon con ambas manos
El Agua Sagrada lleva el Mensaje a todas las celulas.
Si lo haces en grupo, comparte el agua.


El Poder del Yo

La culpa es una cualidad engañosa porque le quita Poder al Yo.

Cuando colocamos la culpa en otra persona, estamos drenando las reservas de Poder del Yo.

El Yo se esconde debajo de la bruma del malentendido.

Es importante que el Yo sea el centro y que el poder de este no sea entregado a nadie.

Los aspectos humanos de Victimismo y de Culpa son los ingredientes principales con los que se le quita Poder al Yo y se le entrega a otros.

Para poder culminar el viaje hay es preciso definir el Yo como Yo Espiritual y dentro del Yo Humano.

Esto conduce a la vida Impecable, a la Vida dotada de Poder.

Somos Dios con libre albedrío, un albedrío lo suficientemente libre como para imaginarse lo inimaginable que brota del centro del Yo junto con su Poder.

Si por medio de la culpa, el Victimismo y vivir en el pasado abolimos el Yo, derrocamos el aspecto mismo del camino espiritual.

Destronamos al Dios Interior en respaldo de incidentes pasados a los que podemos culpar por nuestra existencia desdichada, miserable y decadente.

Ese es un Yo sin definición, un poder que se ha entregado totalmente, de manera que cuando tratamos de Manifestar algo, no sale el impulso desde el centro del Yo para hacerlo realidad.
Si no hay nadie en el trono, lo Inimaginable no se puede concebir.

No hay Poder!

Definir a Dios, definirlo y sentar esa Divinidad dentro del Yo, porque es lo que escogimos, ser parte del camino.Ser el Camino!

Cuando definimos a Dios al Yo se vuelve nítido.

Cuando definimos al Yo logramos ocupar su lugar y cuando lo ocupamos hacemos lo Inimaginable.

Si no llegamos a ese punto, nunca funcionará.

Este destino, antes de llegar a esta Vida, era una opción clara para todos. Y estábamos listos para aceptar.

Con un Yo sin facultades totales, en la vida que llamamos espiritual, lo que vinimos a experimentar, no será una realidad.

Nunca caminaremos como maestros mientras continuemos dejando huellas en el ayer.

El pasado fue la generación de crecimiento que consistió en entregar el Poder a autoridades superiores.

Y los superiores pueden haber sido desde los compañeros de clase a los dictadores.

Desde el primer año en la escuela a los padres, a como nos criaron.

Es lo que se llama Conciencia Social.

Es el inicio de lo que podemos definir como desorden, una vida a la merced de la corriente, sobreviviendo.

Una Vida sin lugar para lo Inimaginable

Una Vida con lugar solo para los vaivenes de la moda o el facilismo.

Qué significa caminar como Maestro?

Para comprenderlo es necesario que se manifieste en nuestra vida lo que se llama revelación, de modo que nos sea revelado el pasado.

No podemos suprimir los recuerdos de quienes fuimos, se trata de transmutar la energía de lo que fuimos, una entidad destronada en busca del Yo.

Sacando esa Energía!

Sacando esa energía de la red neuronal que repite día a día la circunstancia puesto que está en el cerebro en forma de Conexiones fijas y esas conexionesson las que toman el poder sin discernimiento del Yo y lo distribuyen manteniendo intacto lo que dictó el Pasado.

Ahora, caminando en la Tierra, concientes de ser Espíritu, es inaceptable ser conciente de esto sin Poder ni discernimiento del Yo.

Si no se lo reclama, literalmente, si no se reclama el Yo para luego redefinirlo, no existe lo inimaginable.

Sin lo Inimaginable no hay humano que sea maestro de la realidad.

No funciona!

El Pasado significa eliminar la condición de Víctima, la Envidia, los Celos, el Odio, la Malicia, los aspectos que degradan y despojan de Poder al Yo Espiritual, manteniéndolo en la Mente.

Deshacerse de esas condiciones significa asumir la responsabilidad de ellas.

Hacer a la responsabilidad parte del Yo.

Al hacerlo la culpa ya no está encerrada en los Padres, o en los compañeros de primer año.

Ya no esta encerrada en Nuestra necesidad de Ser Necesitados.

Cuando decimos...

Yo Creé esto! No se por qué! Cómo se me ocurrió? Cuándo?, pero lo hice...

Si no hubiéramos pensado, nunca hubiera ocurrido, ya no hay salida!

Ya no podemos echarles la culpa a los otros en nuestra vida.

La cuerda se rompe, se rompen las cadenas y el Yo empieza a definirse.

Somos cobardes porque tememos enfrentarnos a nuestras propias elecciones

Entonces ante una situación de Temor empezamos a señalar a otros y a culparlos. Es Cobardía.

Cuando señalamos, la mente se ha enfocado en la energía, la saca de nosotros, la refleja en otros y nos destrona.

Asumir la responsabilidad de nuestra vida es tarea de nuestra parte espiritual mas valiente, desconociendo el dolor, sin que importe.

Es el regreso a casa del hijo pródigo de la Energía.

Es una noche oscura para el alma.

Es Energía que regresa a la fuente y nos cae el sufrimiento y nos purificamos porque cuando la Energía traspasa la barrera del cuerpo emocional y éste se sacude y se turba, y el corazón late con mas fuerza, se respira con dificultad y las lágrimas brotan sin parar, entonces la energía está regresando y traspasando esa barrera, es una tormenta, a la que soportamos, es la energía purificada por el cuerpo emocional que ha dado una vuelta completa y regresa a casa como ingrediente necesario para la definición del Yo, lo que nosotros Somos.

Ahora, podemos aparentar estar de acuerdo con esto, pero el guerrero es el que lo hace y lo hace bien. Es la Conquista del Yo.

A sabiendas que todo lo arrojado regresará a casa multiplicado.

Quien lo hace, se libera.

El sendero merece qu pulamos el Yo, para definirlo.

Esa es la elección previa de la Vida que nombramos Espiritual sin saber lo que está nos presentará, a que nos enfrentaremos.

Si la Divinidad que somos no ocupa el trono de nuestro cuerpo temporal no se producirá lo maravilloso porque no se ha divinizado y definido dentro nuestro.

Si esto no ocurre, lo Inimaginable nunca ocurrirá, ni tampoco lo Virtuoso.

Entonces, para la Víctima Crónica, el mito, el sueño, la leyenda siempre serán eso y mientras nos asombramos de aquellos que pasan la barrera y hacen milagros, vemos como cruzan el puente , completan el viaje para recuperar a el Poder del Yo viviendo de modo acorde, la cobardía permite la huída y la lucidez, la claridad, la habilidad de moverse como un maestro también.

Porque un Maestro nace únicamente cuando el Yo se define.

La Esencia define al Yo y a su Poder.

Entrega el Poder y se agota la Esencia!

El pasado siempre tiene su propósito, y todo lo ocurrido es producto de la autodefinición, de modo que siempre estarán allí, porque son la esencia de los que somos.

Mientras mas se dota de Poder al Yo, mas asombrosa es la realidad..

Así funciona, todos tenemos a favor momentos gratos y bellos en el pasado. Ellos son una parte esencial de la definición del Yo.

Cobardía y Culpa, la competencia despiadada como modo de vida en la sociedades dinámicas nos alejan de los momentos de Poder, de lo que hicimos o nos hicieron de la visión desde la memoria cognitiva.

Entonces al pasado lo vemos deplorable, un pasado sin Poder, donde el Victimismo y el dedo que juzga comienzan a una edad muy temprana.

Es muy importante examinar el pasado desde el punto de vista de la energía, preguntándonos por que se entrega el Poder y por qué se permanece acotado en un patrón de conciencia con una red neuronal de Sufridor y Víctima.

Eso no es Maestría!

Un verdadero Maestro no muestra compasión por si mismo y por quienes escogen ser Víctimas Sufridoras.

Por qué? Porque un Maestro sabe que todos los actos de la vida son una elección personal basada en el libre albedrío.

Maestría es Saber y Comprender esto.

Sin compasión. Sin empatía con la limitación.

Hay diferencias claras entre alguien que dice vivir en maestría y quien a colocado a Yo en el espacio Divino desde donde conduce esa Divinidad hacia una vida que contempla y medita la energía.

Es una ubicación crucial.

Quienes lo logran pueden nombrarse Maestros.

En Servicio

Dana Tir

Fuente:
El Libro Azul
Nacimiento-Muerte y Reencarnación
Ramtha


 

 


Pulsa






Pulsa